La Tienda Republicana

Opinión

"Con la verdad no alcanza"

La verdad alcanza si aparte de expandirse en nuestros pueblos es de tal intensidad que bastaría una buena foto, un gran tuit, pero sobre todo un periodismo denso, intenso y conmovedor

La frase del titular de este artículo me la robo de una charla de Marco Teruggi en el Congreso Internacional de Comunicación “Ahora hablan los pueblos”, desarrollado la semana que termina en Caracas y a propósito delo cual anotaría las siguientes reflexiones, en parte fruto también de las conversaciones, charlas y talleres vivido en ese evento:

COP25, la habilidad del poder para perpetuarse

El mecanismo siempre es el mismo. Si surge un movimiento o lo que fuere que cuestiona seriamente el sistema (neoliberalismo actualmente) primero se lo combate con todos los “argumentos”: difamación, demonización, represión. Si los palos y el ensuciar con todos los medios a los oponentes no da resultado, se pasa a la segunda etapa.

Consiste en domesticar y asimilar la rebeldía integrándola en el sistema. Finalmente las aguas vuelven a sus cauces y el poder continúa en el trono y el sistema fortalecido “democráticamente” con la incorporación “crítica” de los rebeldes.

El presidente Piñera y su equipo. Una renuncia necesaria

La profundidad de la crisis de legitimidad institucional que sacude Chile hace inviable una salida consensuada del pueblo en rebeldía con la casta política y oligárquica.

El presidente Piñera y su equipo no admiten -porque no lo entienden- que esta crisis es esencialmente política. En cuestión de días se derrumbó como un castillo de naipes el monumento al neoliberalismo que construyeron los Chicago Boys. El pueblo en rebeldía está impugnando el modelo de dominación económica, social, política y cultural que el terrorismo de estado instauró en Chile.

La dictadura perfecta

Vargas Llosa, súbdito de Felipe VI de España, dijo el viernes que ve mal la administración de AMLO. Teme por un México de regreso a la dictadura perfecta. El súbdito de un rey que vino a Cuba a hablar de ¡democracia! ha vuelto a proferir una de sus gansadas perfectas y, como era de esperarse, ha sido imitado nuevamente por los replicantes mexicanos: los persistentes defensores del régimen neoliberal en retiro.

Páginas

Suscribirse a Opinión