Una multitudinaria manifestación en Madrid protesta contra los toros

27/05/2018

La convocatoria, realizada por once colectivos antitaurinos y animalistas reclama la supresión de los espectáculos taurinos en los listados de patrimonio cultural y el fin de las ayudas públicas al sector.

Activistas antitaurinos se disponen a realizar una performance previa a la concentración de esta mañana / MA

Desde aproximadamente las 11:00 de la mañana miles de personas han comenzado a concentrarse en la céntrica plaza de la Puerta del Sol en Madrid para protestar la pervivencia de los espectáculos taurinos. Algunas de las principales reivindicaciones de los convocantes de dirigen contra la permanencia de los espectáculos taurinos entre los catálogos de patrimonio público, las emisiones en cadenas de televisión públicas y la participación de menores de edad en este tipo de eventos.

La manifestación está convocada por 11 asociaciones de defensa animal nacionales e internacionales, con las que colaboran otras 6 organizaciones en calidad de patrocinadores.

Numerosas personalidades del espectáculo y la cultura también han suscrito y apoyado la convocatoria, como las escritoras Rosa Montero y Lucía Etxebarría, las actrices Beatriz Rico y Emma Ozores, o incluso el polémico cómico francés Rémi Gaillard.

Así mismo ha contado con el apoyo de numerosos representantes de organizaciones políticas como el eurodiputado de EQUO Florent Marcellesi, Juan Carlos Monedero o el diputado, también de EQUO Juantxo López de Uralde.

Para los convocantes la tauromaquia es violencia por cuanto implica el uso de la fuerza para producir un daño real a un ser sintiente, con el único fin de generar un espectáculo. “Las evidencias científicas demuestran que los animales sufren intensamente a nivel físico y emocional en todos los espectáculos taurinos, por eso exigimos el fin de estas prácticas en cualquiera de sus modalidades”, ​indica José Enrique Zaldívar, veterinario y coportavoz de la manifestación.

Además, recuerdan que la propia Asociación Nacional de Organizadores de Espectáculos Taurinos (ANOET) reconoce que la tauromaquia es un negocio en quiebra y que sobrevive únicamente gracias a las cuantiosas subvenciones de dinero público que recibe de la Unión Europea, del propio Estado, de las comunidades autónomas, de las diputaciones y de los ayuntamientos.

“Según la última encuesta de Ipsos Mori, solo el 19% de los españoles y españolas se pronuncian a favor de la tauromaquia, el 7% entre los jóvenes. Sin embargo, se sigue subvencionando con dinero público en detrimento de las verdaderas necesidades sociales de nuestro país”,​ indica Laura Gonzalo, también coportavoz de la manifestación.

Según la mencionada encuesta, el apoyo a esta actividad entre los ciudadanos ha descendido en los últimos años de un 30 a un 19%. Además, el 84% de los jóvenes de 16 a 24 años rechaza los toros, asegurando estar "poco" o "nada" orgullosos de vivir en un país donde la tauromaquia es una tradición cultural.

Aseguran que las ayudas públicas suponen millones de euros al año y que probablemente sin ellas la tauromaquia desaparecería, como ejemplo mencionan y aportan los siguientes datos para demostrar la decadencia del negocio de la tauromaquia en España.