Islandia es el primer país en regular el sueldo entre hombres y mujeres

Katrín Jacobsdottir, líder del socialista Partido Verde, se convirtió en la segunda mujer en asumir como mandataria de Islandia, luego de los escándalos políticos de los últimos años en ese país. Su núcleo duro de votantes, integrado por jóvenes de 18 a 29 años y mujeres, la apoyaron por su agenda en defensa del cambio climático, la igualdad de género y su promesa de aumentar el gasto público en salud y educación.

Las empresas deberán demostrar que pagan lo mismo. Las mujeres representan el 48% del Alþingi, el Parlamento islandés. En la actualidad, en promedio, las mujeres islandesas ganan entre 14 y 18% menos que los hombres. En España, la brecha es del 15%

Islandia terminó por ley con una de las mayores discrimaciones que afectan a las mujeres del mundo: la desigualdad de sueldos ante labores iguales con los hombres.

La medida fue aprobada por el Parlamento a principios de abril de 2017 y entró en vigor a partir del 1 de enero. Regulará a las empresas privadas y a los organismos públicos que tengan al menos 25 trabajadores en su plantilla.

De no respetarse la paridad de ingresos, las compañías y reparticiones estatales enfrentarán sanciones económicas.

El país nórdico es el primero en el mundo en contar con una ley que exigirá a las empresas que demuestren que sus empleados cobran el mismo sueldo por el mismo trabajo realizado, con independencia de su género, etnia, sexualidad o nacionalidad.

Las mujeres representan el 48% del Alþingi, el Parlamento islandés, y el país está liderado desde noviembre por la primera ministra Katrín Jacobsdottir, una de las tan solo 19 jefas de Estado o de Gobierno mujeres, de los 193 países que hay en el mundo.

La ley, que entró en vigor el 1 de enero, requiere que tanto compañías como instituciones con 25 o más empleados obtengan un "certificado de igualdad salarial" que demuestre que pagan lo mismo a sus empleados en roles similares.

La nueva norma requiere que las compañías se sometan a auditorías para recibir el certificado.

"La legislación es básicamente un mecanismo con el cual las compañías y organizaciones... evalúan cada empleo que se está realizando y después obtienen un certificado que confirma que están pagando igualitariamente a hombres y mujeres", le dijo a la cadena Al Jazeera Dagny Osk Aradottir Pind, de la Asociación de Derechos de Mujeres de Islandia.

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .