Carlos Aznárez

Desde abajo y a la izquierda, hay mucho pueblo dispuesto a defender a Venezuela

Rodolfo Walsh, cuya coherencia y rebeldía ante el poder establecido sigue alumbrando el camino de nuevos y anónimos revolucionarios y revolucionarias, despreciaba a cierto tipo de “intelectuales” que nunca le encuentran la punta al clavo. Ese tipo de gente que predica desde púlpitos que ellos y ellas mismas se construyen para sugerir que nunca llega el momento de lo que indudablemente hay que hacer, o que se devanan la sesera para descubrir los puntos débiles de tal o cual proceso revolucionario que sí se hizo, a pesar de ellos.

La localidad cubana de Caimanera es un auténtico bastión antiimperialista a pocos metros de la base militar usurpadora

Los autobuses que transportan a casi 200 delegados y delegadas del “V Seminario por la Paz y por la abolición de las bases extranjeras” serpentean la ruta que conduce desde Guantánamo hasta Caimanera,  pequeña población que tiene una involuntaria particularidad: estar desde hace

Páginas

Suscribirse a Carlos Aznárez