Guadi Calvo

Indonesia: La larga sombra del terror

Quizás nunca más o por lo menos por mucho tiempo el terrorismo wahabita, a excepción de Afganistán y Somalia, no protagonizara acciones espectaculares como los atentados de Paris en noviembre de 2015 o la toma de una ciudad como Marawi de 200 mil habitantes, en el sur de Filipina, donde el grupo Abu Sayyaf y la banda de los hermanos Maute, funcionales al Daesh, pudieron resistir a un ejército regular casi seis meses, (mayo 23 de 2017 al noviembre 16), pero si se volverán a repetir acciones como lo sucedido en pleno centro de Paris, este último sábado por la noche

Libia: Réquiem para un traidor

Si bien no está claro que el auto ascendido a Mariscal de Campo, Khalifa Haftar de 74 años, haya muerto en una clínica de París, a donde fue trasladado desde Jordania tras sufrir un derrame cerebral o bien que alguna de las potencias occidentales que operan en Libia desde 2011, ha decidido sacarlo del juego, lo cierto es que desde el pasado miércoles 11, toda la información sobre él es muy confusa.

Birmania: Los rohingyas en espera de los monzones

A pesar de que los refugiados desde agosto pasado no han dejado de llegar a los campos de acogida levantados a las apuradas por el gobierno bangledí y distintas organizaciones internacionales en cercanía de Cox Bazar, el numero tiende a decrecer ya que del casi millón de rohingyas que vivían en Birmania, unos 800 mil ya han cruzado la frontera hacia Bangladesh desde el estado birmano de Rakhine, donde se asentó históricamente está etnia musulmana, huyendo de la operación del gobierno birmano en procura de lograr lo que a todas luces se puede catalogar como limpieza étnica.

Temas: 

Somalia: El día más largo del mundo

El 24 de junio de 1992, el entonces embajador estadounidense en Kenia, Smith Hempstone, realizó una visita al campamento de refugiados de el-Wak, al noroeste de Kenia, a solo cinco kilómetros de la frontera somalí. Allí, 400 mil etíopes, somalíes, y sudaneses, se hacinaban hambrientos en una geografía donde solo se destacaba “el sol, el viento seco y caliente, Alá y los fusiles de asalto AK-47”, el arma de fuego que más gente ha matado en el mundo. Su alimentación, cuando la había, consistía en el unimix, un sancocho de maíz molido, porotos, aceite y azúcar.

Afganistán, un país condenado a muerte

El último sábado 20, el Talibán, produjo un ataque al Hotel Intercontinental de Kabul, que finalmente dejó 43 muertos y casi 70 heridos (Ver: Trump, en su laberinto afgano), en mitad de la semana se conoció el asalto de hombres del Daesh, a las oficinas de la misión de Save the Children en la ciudad de Jalalabad, capital de la provincia de Nangarhar a unos 150 kilómetros al este de Kabul, el hecho dejó que “solo” 6 muertos y 27 heridos, una noticia que por la magnitud de bajas hubiera pasado desapercibida, de no ser por el objetivo elegido, una ONG de origen brit

La Primavera Persa

A casi ocho años de iniciado el plan desestabilizador para las naciones árabes refractarias a los mandatos de Estados Unidos, en esencia Libia y Siria, cuyo nombre de fantasía fue “La Primavera Árabe”, ahora mal trecha, casi agónica, resurge en lo que sin duda había sido el objetivo fundamental, de aquel trazado, instalar el caos y si fuera necesario una “guerra civil” en Irán, para terminar con la revolución de 1979.

Páginas

Suscribirse a Guadi Calvo