Rómulo Pardo Silva

Pasado y presente + futuro de civilización

El hombre y la mujer libre de anuncios comerciales, redes estrechas de familia, programas de entretenciones y viajes… puede pensar su país y el mundo en tres planos de tiempo: lo que se sabe pasó, lo que ocurre ahora y la integración de ambos que da señales sobre la realidad en una o más generaciones hacia adelante.

Hay personas concentradas en la historia del siglo 20; personas analistas de las miles de informaciones actuales; y otras, muchas menos, buscando respuestas para un porvenir algo distante.

Hubo revoluciones en el siglo pasado…

Época de indiferencia colectiva

La humanidad es gobernada por los empresarios.

Son dueños de la naturaleza, las máquinas, el dinero, los medios para producir ideología masiva.

Conducen al colapso de la vida humana y de todas las especies; por lucro ordenan ir hacia una situación insostenible.

Pero eso no justifica la inactividad política de cada hombre y mujer sin crítica, voz, respuesta.

Hay datos para pensar, no es total el desconocimiento de la época. La pasividad tras el consumo, la entretención, la religión, es una deuda personal.

Hacia otra época

La civilización 21 solo permite cambios que no alteren su orden y resultados.

Los grandes propietarios hacen que sus colaboradores escriban una propuesta de cambios verdes.

El progresismo político se ofrece para administrar reformas.

Ninguno acepta la necesidad objetiva de cambiar esta civilización de producción y agotamiento de recursos en crecimiento constante.  

Lo fascista y lo democrático occidental

Se suele separar como algo muy diferente el fascismo y la democracia empresarial.

Son diferentes por la forma de aplicar la violencia y el lenguaje para incitarla y justificarla. Pero se hermanan en un tránsito normal de una a otra en las experiencias que lo necesiten; Alemania, Italia, Chile, Argentina, Brasil… lo hicieron.

Ambas forma políticas deciden violencias brutales, que en los casos democráticos los medios, textos escolares, académicos… ocultan o presentan como defensas de derechos humanos.  

Dos opciones ciudadanas dentro de la Época

La característica del momento histórico es los empresarios sobre una masa de consumidores.

Su meta el crecimiento económico permanente. Es decir la extracción exponencial de recursos naturales.

Un resultado de sus negocios ha sido la reducción del número de pobres.   

Por primera vez en la historia, 3.800 millones de personas, la mitad de la población mundial, vive en hogares que ganan lo suficiente como para ser considerados de clase media o millonarios, lo que marca una nueva era y grandes desafíos a nivel político como económico.

La caza/destructiva de naturaleza

Hay una pugna amenazante de dos bloques diferentes/iguales. Uno es mejor que el otro, pero ambos coinciden en el tránsito a la crisis del colapso de los recursos naturales.  

Occidente es una alianza de pasado y presente hacia el control de los países y su utilización. Actualmente emplean la guerra económica y militar, acompañada de propaganda.

Una nueva tanda de aranceles por valor de 200.000 millones de dólares impuestos por EE. UU. a China entró en vigor y amenaza con aumentar aún más la guerra comercial entre ambas potencias. El Mostrador

Qué partidos presentan un proyecto de cambio de civilización

Aparentemente pocos políticos dicen que hay que pasar a otra época y se debe iniciar desde ahora el proceso.

El discurso de cada día es neoliberal en boca de gobernantes, periodistas, economistas, militares…

La respuesta más oída es progresista, reformista, capitalista de izquierda.

Hay un círculo sin ruptura, a veces uno… después el otro… el mismo modo de vida estructural.

El compromiso sistémico de los jueces

Los jueces son abogados en la función de administración legal.

Se encargan de asegurar la estructura de intereses de propiedad en paralelo con políticos, militares, religiosos, periodistas empleados por particulares.

Son profesionales seleccionados en los niveles superiores por su adhesión e inclinación en esa realidad de poder.

Para su reconocimiento social se les crea una imagen de independencia.

Páginas

Suscribirse a Rómulo Pardo Silva