La Tienda Republicana

Inicio

previous siguiente
  • Se ha solicitado al Ayuntamiento de La Rinconada la paralización cautelar de las obras por incumplimientos de la normativa de seguridad en el trabajo y por errores en el informe de compatibilidad urbanística.
  • Las personas afectadas por las perforaciones con técnicas no convencionales en la vega de Sevilla se organizan en una nueva plataforma.

Eva Solla: “Dende 2013, no Estado, 34 menores foron vítimas mortais da violencia vicaria. Pero, en realidade, o 63,6% de todas as mulleres que denuncia violencia machista teñen fillos e fillas ao seu cargo, polo que hai un elevado número de menores expostos. Por esta cuestión, é preciso facer pedagoxía para entender que os agresores machistas nunca poden ser bos pais”.

El escritor español expone en este diálogo su conocimiento sobre la realidad del pueblo saharaui. Primero fue su compromiso vivencial y luego el literario; de esa actitud nace su nueva novela “La enfermera del desierto” (Ediciones Carena, 2019), una historia que abre las puertas a verdades no difundidas por los grandes medios de comunicación.

· Hoy se han publicado las recomendaciones científicas de la sardina ibérica para el año 2020 propuestas por el Consejo Internacional para la Exploración del Mar, unos datos que muestran cómo esta especie sigue estando en situación crítica.

· Las organizaciones ambientales ibéricas, entre ellas Ecologistas en Acción, han vuelto a reclamar a las autoridades que sigan el consejo científico y que diseñen de manera inmediata un plan de recuperación para la sardina ibérica avalado por la comunidad científica.

· Los ecosistemas marinos son uno de los grandes aliados en la lucha contra el cambio climático, y urge conservarlos y restaurarlos.



Intervención del Canciller Jorge Arreaza en la Conferencia sobre Cambio Climático COP25 en Madrid.

Tras haber denunciado a Carolina y su familia, y haber logrado que el juez pusiera una orden de desahucio el mes pasado, Liberbank los lleva a juicio por usurpación. Carolina y su familia tuvieron que volver a la antigua vivienda que tenían hipotecada con la Caja Cantabria, y que llevaba dos años vacía, tras haberla abandonado. Debido a la necesidad de un techo para vivir hoy se enfrentan a una condena por un delito leve de usurpación.