Arnold August •  Opinión • 21/07/2020

Evo: Sí, de nuevo; Trudeau: No más

El 15 de julio de 2020, el candidato de derecha para las próximas elecciones presidenciales del 20 de octubre en Bolivia, Luis Fernando Camacho, hizo un llamamiento a la Organización de Estados Americanos (OEA) para quejarse del sistema electoral —fue él quien dirigió el golpe violento (respaldado por Trump, Trudeau y la OEA) contra Evo Morales el otoño pasado.

Camacho arguyó: “no debemos permitir que las elecciones se conviertan en un acto de resurrección” del partido MAS (Movimiento al Socialismo) de Evo. Constituye un llamamiento abierto a la OEA, controlada por Estados Unidos, para que interfiera una vez más en las elecciones como lo hizo el otoño pasado. Según encuestas, Camacho obtendría solo el 7 por ciento de los votos, mientras que el candidato presidencial del MAS se perfila por delante.

Tras el golpe del otoño pasado, Evo se vio obligado a exiliarse mientras que la camarilla de Camacho perpetraba masacres contra la población indígena y reprimía violentamente a los militantes del MAS.

Evo Morales tuiteó el 15 de julio:

“Pedirle a la OEA que se pronuncie sobre la suspensión de las elecciones en Bolivia es un nuevo golpe contra la democracia, es una forma de intervención contra la soberanía del Estado y la dignidad del pueblo; además, quienes lo solicitan son los responsables de los trágicos eventos de 2019.”

Además, la resistencia parece estar preparándose. El 16 de julio, la red multimedia Kawsachun reportó lo siguiente desde el terreno:

“La Central Obrera Boliviana (COB) —principal federación de trabajadores de Bolivia— exige la adhesión a la fecha de la elección del 6 de septiembre adoptada por el Tribunal Supremo Electoral (TSE). La COB advierte que no permitirá la postergación de las elecciones en Bolivia. El secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, afirmó este miércoles que el ente matriz de los trabajadores no permitirá una postergación de las elecciones nacionales que fueron fijadas para el próximo 6 de septiembre. Anunció el inicio de movilizaciones para que se respete el calendario que ya está establecido.”