27/07/2020

Falleció nuestro ex secretario general Paco Frutos quien nos enseño a ser comunistas con sencillez

Falleció nuestro ex secretario general Paco Frutos quien nos enseño a ser comunistas con sencillez

26 de Julio de 2020.

Francesc Frutos Gras, Paco Frutos, honesto, austero y de sólidas convicciones. La sencillez que dio título a su libro era la esencia de su vida personal, social y militante. Su semblante serio escondía a un hombre afable y divertido, acompañado siempre de su deje catalán, que gustaba de relacionarse con sus camaradas de la sede los viernes para despedir la semana con un pequeño aperitivo que instauró como costumbre durante su mandato como Secretario General del PCE.

Nacido en Calella (1939) en el seno de una familia campesina comenzó su vida laboral en el campo. Después desempeñó diversos trabajos entre ellos obrero del textil donde colaboró, junto a los hermanos Antequera y otr@s camaradas, con la organización de la entonces clandestina Comisiones Obreras – CCOO. Hacía un año que se había afiliado al Partit Socialista Unificat de Catalunya – PSUC. La lucha clandestina y la cárcel forjarían su militancia y su carácter.

Siendo ya dirigente de CCOO de Catalunya y del PSUC es elegido diputado del Parlament en la primera legislatura. El PSUC obtuvo un 18% que se tradujo en 25 escaños.

Le tocó vivir momentos convulsos, a caballo entre dos épocas, tiempos de confusión y a veces de derrota que afrontó siempre de frente, con honestidad y energía, sosteniendo siempre lo que consideraba correcto.

En el IX Congreso del PCE (1978), Paco defendió la vigencia del leninismo frente a las tesis mayoritarias seguidoras de la corriente eurocomunista. Poco después, en el V Congreso del PSUC, (1981) en medio de un agrio debate, fruto de la división del movimiento comunista internacional, fue elegido Secretario General del PSUC. Su breve mandato concluyó 14 meses después tras la celebración de un Congreso extraordinario y el retorno a la Presidencia y a la Secretaría General de Gregorio López Raimundo y Antonio Gutiérrez Díaz.

Paco se traslada a Madrid para trabajar primero en el equipo de Gerardo Iglesias y después en el de Julio Anguita. Con Julio atendió las responsabilidades de Mundo del Trabajo, Frente de Partido y, tras el XIV Congreso del PCE, ejerció como Secretario del Comité Central.

Fueron los años duros del final de las ilusiones con el derrumbe del socialismo real y la ofensiva neoliberal, crisis económica, reconversión industrial, pérdida de derechos sociales y laborales, OTAN, Maastricht. También los años de la construcción de IU y la lenta pero firme recuperación electoral. Paco, siempre incansable no dejaría de insistir aquellos años en que:Hay un espacio amplísimo a conquistar y una nueva sociedad a construir, continuemos”.

Otra característica que define su pensamiento es su incesante lucha por la paz y la denuncia del imperialismo. Así lo demostró como diputado (1996) desde la tribuna del Congreso y en la calle denunciando las agresiones a Yugoslavia por parte de la OTAN con la complicidad del gobierno español. También tiene que bregar con la ofensiva interna contra el carácter transformador y alternativo del PCE e IU. A principios de la década, el intento de disolución del PCE con el retorno a la “casa común” del PCE e IU así como la pretensión de acabar con el carácter combativo y sociopolítico de CCOO para convertirlo en un sindicato de servicios. En la segunda mitad, con la ruptura de la relación con ICV, y la escisión en Galicia y con los renovadores agrupados en torno a la llamada nueva izquierda. Ante estos dos envites supo estar a la altura y en primera línea.

El XV Congreso del PCE (1998) le elige Secretario General, responsabilidad que revalidó en los dos siguientes. Cuando antes de las generales del 2000 Julio sufre un infarto, Paco asume la candidatura de IU. Las expectativas no son halagüeñas. En los anteriores comicios municipales, autonómicos y europeos los resultados habían sido malos. Hizo una excelente y agotadora campaña que culminó con un grupo de 8 diputados. Aquellas fueron las elecciones del acuerdo con el PSOE.

A finales de año se celebró la VI Asamblea de IU marcada por la división interna. Dirigentes del Partido formaban parte de candidaturas que confrontaban con la encabezada por él. Quedó a un voto de ser elegido Coordinador General. El nuevo Coordinador sería Gaspar Llamazares. Esta situación le llevó a abrir una reflexión en el seno del PCE sobre la cohesión del Partido y la unidad de acción, la toma de decisiones y la recuperación de soberanía, las competencias de un PCE que debía trabajar por recuperar las señas de identidad fundacionales de IU situando nuevamente la preocupación en las condiciones de vida de la clase trabajadora, en la contradicción capital – trabajo como eje de su intervención política. Reconstruir el PCE, refundar IU: esta fue la tarea principal de sus últimos años de mandato junto, una vez más, a la denuncia de las agresiones imperialistas, esta vez contra Irak.

Sus discursos más significativos están publicados en Nuestra Bandera. A partir de 2015, el surgimiento de Podemos y la posición política del PCE e IU provocan su distanciamiento de la vida orgánica, aunque continúa, incansable, defendiendo sus ideas.

Todo este relato se refiere a su vida pública pero Paco tenía una vida privada muy rica: familia, amistades, camaradas y su pasión, el mundo de la cultura del que especialmente disfrutaba y practicaba asiduamente. Uno de sus últimos poemas, quizá el último, es éste con motivo de la pandemia. Hasta siempre, camarada.

 

UNA IMAGEN INÉDITA NOS ASALTA

Las inmensas ciudades desiertas

parecen selvas taladas a máquina

para sembrar inmensidades de soja

y saturar los mercados de grano

aun dejando a los nativos sin tierras.

 

Lo de las calles despobladas se parece

mas no es lo mismo y nos es inédito

verlas así intentando elevarse al cielo

trazadas sin línea a un infinito irreal

invisible en el espacio de opaca luz.

 

Avenidas huérfanas de miradas abrazos

sordas de palabras toses y buses

sin sombreros que tapen los rigores

del sol cuando abrasa e incordia

o cubriendo la cabeza del aire invernal.

 

Y aunque como siempre disperso va

suben luces y se esparce el viento

nubes tapan el sol y sueltan la lluvia

o barridas por nieblas lo blanquean

hasta que las plantas languidecen.

 

Y con todo ello rodando y saltando

no ha vuelto otra vez por la ventana

aquel día venturoso que en sigilo se fue

entre senderos y venteros desapacibles

de guijarros óxidos y eternas grietas.

 

Chirría el estruendo del silencio

ira sol agua refugio ojos llorosos

línea lejana de fría luz en horizonte

donde se esconden todos los azules

que salen cada día a las ocho da la tarde.