Ilka Oliva Corado

El descaro de ser articulista desde Estados Unidos

Por lo menos una vez al día recibo mensajes de lectores que me dicen cuestiones como ésta: “no puedo creer que escribiendo como lo hace, usted viva en Estados Unidos, debería vivir en América Latina,” otros que van con el machete desenvainado: “claro, escribe desde la comodidad de Estados Unidos.” Con esto, en ambos lados buscando desvirtuar mi expresión.

Buen viaje, don Horacio Guarany

Siento un amor profundo por Suramérica y, eso es gracias a Violeta Parra que me embrujó con su poesía y su canto. Junto a ella Mercedes Sosa, otro de mis grandes amores.
 
Me acabo de enterar de la muerte de Horacio Guarany, y vienen de golpe los recuerdos de los primeros años de mi destierro, la fría soledad y la desolación del auto exilio, las noches de pesadillas e insomnio, las madrugadas gélidas en la lejanía. La añoranza por mi terruño amado en un país desconocido, en medio de un mar de culturas e idiomas, sola en mi soledad.
 

El descaro de ser articulista desde Estados Unidos

Por lo menos una vez al día recibo mensajes de lectores que me dicen cuestiones como ésta: “no puedo creer que escribiendo como lo hace, usted viva en Estados Unidos, debería vivir en América Latina,” otros que van con el machete desenvainado: “claro, escribe desde la comodidad de Estados Unidos.” Con esto, en ambos lados buscando desvirtuar mi expresión.
 

Ilka Oliva Corado publica 5 poemarios y un libro de relatos

En el verano de 2016, me dispuse a editar y publicar la poesía que había guardado desde el invierno de 2006, cuando comencé a escribir en mi auto exilio.

 

Mientras leía y editaba tuve momentos dulces y amargos, muchos de nostalgia, otros de alegría; de ese proceso  vieron la luz del día 5 poemarios  y un libro de relatos, que  vienen a acompañar a los primeros  4 libros que he publicado.

 

Dos trilogías, la primera: Niña de arrabal, Destierro y Nostalgia. La Segunda: Agosto, Ocre y Crónicas de una inquilina.

 

Una dignidad llamada Siria

Una de las farsas monumentales de la mediatización mundial, de las últimas décadas, ha sido el invento poralizado de una guerra en Siria. Una mentira de tantas, como la de una dictadura en Venezuela con Chávez y Maduro o la de Cuba con Fidel y Raúl. Como la de un dictador Gadaffi en Libia. Como la que respaldó la invasión de Estados Unidos en Irak y Afganistán. Como la que ocultó el genocidio en Ruanda.
 

La locura de Isabel de los Ángeles Ruano

Para mediados del verano llegó a mis manos   el libro Torres y tatuajes, que es una especie de antología poética de Isabel de los Ángeles Ruano.

No voy a hacer una reseña de la antología, está de más. El distintivo de la letra de Isabel es la honestidad, la crudeza con la que relata lo impronunciable y a la vez la sutileza que hace  del horror un lienzo en  abstracto.  Muchas personas podrán escribir y llamarse poetas y escritoras, pero la esencia la tienen pocos y a Isabel le sobra. Es en mi opinión la poeta  excelsa que ha parido Guatemala. 

Páginas

Suscribirse a Ilka Oliva Corado