José María Agüera Lorente

No hieras mis sentimientos (¿son criticables los afectos?)

«No existe en filosofía un asunto más elegante que la especulación de las diferentes causas y efectos de las pasiones tranquilas y violentas». (David Hume: Tratado de la naturaleza humana)

«La actividad más importante que un ser humano puede lograr es aprender para entender, porque entender es ser libre». (Baruch de Spinoza: Ética demostrada según el orden geométrico)

Apuntes para una fundamentación filosófica del laicismo

Fundamentar lo que sea es tarea seria por no decir ardua. Requiere sin duda rigor y empeño. Sinónimo de fundamentar es cimentar, verbo que tiene mayor concreción evocadora, pues si poner los fundamentos remite a una tarea que posee un cierto nivel indiscutible de abstracción, poner cimientos nos remite a una tarea visualizable consistente en colocar los elementos sustentadores de lo que se quiere levantar de tal modo que quede sólidamente establecido. Así pues, cabría decir que todo lo que «se sostiene» tiene implícitos ciertos fundamentos sobre los que se levanta.

¿Emancipación laicista?

El pasado 14 de diciembre tuve ocasión de asistir al acto de celebración del día internacional del laicismo y la libertad de conciencia organizado por Granada Laica y el seminario Galileo Galilei de la universidad de Granada. Consistió en una disertación a cargo del filósofo francés de ascendencia española Henri Peña Ruiz, destacado activista del laicismo en su forma plena tal como le gusta destacar a él mismo. 

Páginas

Suscribirse a José María Agüera Lorente