Libardo García Gallego

Interrogantes no resueltos

¿La lucha de clases es connatural al planeta tierra? Cada día que pasa se concentran más y más las riquezas en manos de una ínfima minoría que, por el mismo hecho, detenta los poderes a su amaño. Echan mano de cuanto medio lícito o ilícito encuentran para apoderarse de los limitados recursos del planeta. ¿Quién es capaz de convencerlos de que el mundo pertenece a todos los humanos y que no es ético arrebatarle a los congéneres la parte que les corresponde? Así invoquen la Biblia y decisiones divinas, esto no está bien.

Interrogantes no resueltos

¿La lucha de clases es connatural al planeta tierra? Cada día que pasa se concentran más y más las riquezas en manos de una ínfima minoría que, por el mismo hecho, detenta los poderes a su amaño. Echan mano de cuanto medio lícito o ilícito encuentran para apoderarse de los limitados recursos del planeta. ¿Quién es capaz de convencerlos de que el mundo pertenece a todos los humanos y que no es ético arrebatarle a los congéneres la parte que les corresponde? Así invoquen la Biblia y decisiones divinas, esto no está bien.

¡Viva el castrochavismo!

El ideario filosófico de la ultraderecha fascista se resume en que: “los pobres lo son debido a su pereza congénita; creen tener el derecho a la libertad de invadir terrenos ocupados por campesinos pobres, desplazando o eliminando a estos; defienden el unanimismo político-religioso; consideran que los derechos humanos no pueden garantizarse a todas las personas, pues debido a su origen social, su raza, su religión o su credo político hay seres superiores, medianos e inferiores; gozan del derecho a explotar libremente la fuerza de trabajo de quienes carecen de medios de producción; el Estad

Alienación y folclorismo

Ignorantes de la idiosincrasia latina es difícil saber si todos nuestros países se asemejan en cuanto a sus comportamientos sociales. Por lo que dicen algunos entendidos, Colombia es excepcional: somos uno de los países más desiguales y pobres pero al mismo tiempo uno de los más felices. Es como si hubiésemos sido adiestrados para ser esclavos obedientes, aguerridos y sumisos.

¡Viva el castrochavismo!

El ideario filosófico de la ultraderecha fascista se resume en que: “los pobres lo son debido a su pereza congénita; creen tener el derecho a la libertad de invadir terrenos ocupados por campesinos pobres, desplazando o eliminando a estos; defienden el unanimismo político-religioso; consideran que los derechos humanos no pueden garantizarse a todas las personas, pues debido a su origen social, su raza, su religión o su credo político hay seres superiores, medianos e inferiores; gozan del derecho a explotar libremente la fuerza de trabajo de quienes carecen de medios de producción; el Estad

Alienación y folclorismo

Ignorantes de la idiosincrasia latina es difícil saber si todos nuestros países se asemejan en cuanto a sus comportamientos sociales. Por lo que dicen algunos entendidos, Colombia es excepcional: somos uno de los países más desiguales y pobres pero al mismo tiempo uno de los más felices. Es como si hubiésemos sido adiestrados para ser esclavos obedientes, aguerridos y sumisos.

Páginas

Suscribirse a Libardo García Gallego