Contra los ataques preelectorales a TV3 y Catalunya Radio

'Cerrar TV3, rebajar el presupuesto de la CCMA o someter la información a la JEC no es la alternativa', el comunicado del SPC en el que defiende una información sin injerencias.

Foto: Comitè Empresa TV3. Sant Joan Despí, 23 d'octubre de 2017

Ante el alud de críticas mediáticas y políticas a los medios de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) en precampaña electoral, el Sindicat de Periodistes de Catalunya / Sindicat de Professionals de la Comunicació (SPC-FeSP) ha denunciado en un comunicado hecho público este 2 de diciembre que «ya son demasiados años de jugar con los derechos y las aspiraciones de los trabajadores y de la ciudadanía, siguiendo la desgraciada tradición hispánica de control gubernamental de los medios públicos».

En este escrito afirma que «las próximas elecciones al Parlamento de Cataluña, situadas en un contexto de fuerte polarización política agravada por la aplicación del artículo 155 de la Constitución, están llevando a un incremento de críticas contra TV3 y Catalunya Ràdio y contra sus profesionales hechas a lo bruto y donde se mezclan denuncias por sus contenidos con amenazas de sustitución de las plantillas o de reducción de la aportación pública. A esto se añade la injerencia de la Junta Electoral Central (JEC) en la elaboración de la información, en una clara vulneración de la libertad de información prevista al artículo 20 de la Constitución, que ya había iniciado  hace años con la imposición a los informativos de los bloques cronometrados con orden y tiempos desiguales para cada partido en función de su representación anterior.»

«Destaca sobre todo que en algunos casos las propuestas que cuestionan el actual modelo de los medios de la CCMA topan con lo que han defendido en la última y otras legislaturas representantes de los mismos grupos que ahora apuestan por la divisa simplista de que "muerto el perro se ha acabado la rabia. Parece que a algunos políticos les resulta demasiado sofisticado mantener su compromiso de que la mejor alternativa a la acusación de falta de pluralismo y de imparcialidad de estos medios es el regreso al consenso político y social en su gestión, aprobado por el Parlament en 2000, logrado en 2007, y revocado en 2012 con la contrarreforma de la ley de la Corporación impulsada por CiU y el PP, que facilitó su regubernamentalización.»

«El Sindicat de Periodistes de Catalunya / Sindicat de Professionals de la Comunicació (SPC-FeSP) lamenta que los grupos parlamentarios que en el mes de junio llegaron a un acuerdo unánime en la ponencia conjunta sobre la reforma de las leyes audiovisuales tengan que ver cómo algunos candidatos vuelven a la vieja cantinela de que si no les gustan los contenidos de TV3 o Catalunya Ràdio, la solución es el cierre o los recortes presupuestarios. Porque esto supone tirar por la borda el trabajo hecho para avanzar en la democratización de la gobernanza de la CCMA, para asegurar la independencia profesional y también la empresarial. De forma que el consenso sea necesario también para garantizar una financiación suficiente por una televisión pública de calidad, que toda la sociedad la sienta suya y que no sea cuestionada por la oposición, que como por ejemplo ahora pasa, es una señal inequívoca de que hay una apropiación gubernamental de su gestión.»

«Por eso, y en sintonía con las reclamaciones de las organizaciones representativas de los trabajadores de la Corporación y del sector, reclamamos de las candidaturas al Parlament su compromiso con las dos condiciones que definen unos medios públicos de país: independencia profesional y financiación estable. Y las dos a la vez, sin poner a ninguna como condición de la otra.»

«Ya son demasiados años de jugar con los derechos y las aspiraciones de los trabajadores y de la ciudadanía, siguiendo la desgraciada tradición hispánica de control gubernamental de los medios públicos. En esta nueva etapa, sea la que sea, y a pesar del momento de máxima confrontación política, o precisamente por eso, hacen falta unos medios públicos al servicio de la sociedad para ofrecerle no sólo información de proximidad y programación de calidad, sino por encima de todo una información veraz y rigurosa, como manda la deontología profesional y todas las leyes que rigen la CCMA. Normas que reclaman independencia, pluralidad, imparcialidad y neutralidad política.»

«En cuanto al nuevo capítulo de injerencia de la Junta Electoral Central (JEC) en la tarea informativa de los profesionales de la Corporación, hay que recordar que la libertad de información no tiene otros límites según la Constitución que el respeto al derecho al honor, a la intimidad, a la propia imagen y a la protección de la juventud y de la infancia. El resto, y como dice la misma Constitución, es censura previa, inadmisible en democracia.»

«Por eso el SPC apoya a todas las expresiones de protesta que se hagan contra esta nueva intromisión judicial, o contra la imposición de los bloques electorales minutados en los informativos de los medios públicos y privados. Si se quiere evaluar el equilibrio en las informaciones de campaña, sin caer de nuevo en la censura previa, el seguimiento a posteriori lo puede hacer el Consejo del Audivosual de Catalunya (CAC), que también podría orientar sobre las expresiones ahora prohibidas por la JEC, y sobre las que también podrían definirse los consejos profesionales representativos de las redacciones de informativos.»

 

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .