Fernando Dorado

Nueva Filosofía, nuevo lenguaje

Popayán, 3 de mayo de 2017

Todas las personas cambiamos pero la mayoría no somos capaces de despojarnos de algunas cosas que impiden que esos cambios se concreten.

Tenemos miedo de cambiar, nos da temor que quienes nos quieren o aman, se alejen de nosotros porque aceptamos esos cambios.

Pero es al revés, si no cambiamos, la vida se vuelve sosa y rutinaria, y entonces, nos auto-derrotamos y conformamos con lo existente y desgastante. Y así, nos volvemos cínicos.

Santos, Uribe y las FARC al desnudo

“Mírala, qué vergüenza, debajo de sus vestidos está totalmente desnuda”.

A. Allais (citado por J. Lacan).

Todos nos conocemos a nosotros mismos y a los demás pero hacemos como si no lo supiéramos. Soportamos la mentira para poder vivir juntos. Inventamos un “goce” (justificación o “camuflaje” a manera de disimulo) para no enfrentar la Realidad que nos podría enloquecer, llevar al suicidio o arriesgarnos a actuar con contundencia transformadora.

Los "fuegos artificiales" de Trump para ganar tiempo

Bogotá, 9 de abril de 2017

Trump ordena atacar una base aérea siria y re-dirige una flota de guerra hacia la península coreana. El mundo se tensiona. ¿Estas acciones representan un cambio en la orientación de la política internacional del presidente Trump? ¿Cuál es su propósito? ¿Es producto de un arrebato de un mandatario imprevisible como lo dan a entender algunos medios?

¿El fin del humanismo?

En 1950 –hace 67 años– Ray Bradbury publicó en el libro El hombre ilustrado, un cuento llamado La pradera, donde  palabras más, palabras menos, cuenta que una familia vive en una casa totalmente automatizada, llena de máquinas  y dispositivos que hacen de todo, desde cocinar hasta vestirlos, mecerlos y hacerlos dormir. Los dos hijos, Peter y Wendy, tienen además una sala de realidad virtual que es capaz de conectarse telepáticamente con los niños y  reproducir cualquier lugar que ellos imaginen.

Páginas

Suscribirse a Fernando Dorado