Libardo García Gallego

Ante el nuevo código de policía

Durante varios años en las Instituciones Educativas se propuso regresar a la “Urbanidad de Carreño”, un manualito donde nos enseñaron a los octogenarios de hoy a usar los cubiertos, a saludar, agradecer y despedirnos, a respetar a las demás personas, en fin, todo el protocolo requerido para no hacer el oso en un palacio real. En vez de ese texto se incluyeron las “Relaciones Humanas”, una temática más práctica y más profunda.

Colombia: Ante el nuevo código de la policía

Durante varios años en las Instituciones Educativas se propuso regresar a la “Urbanidad de Carreño”, un manualito donde nos enseñaron a los octogenarios de hoy a usar los cubiertos, a saludar, agradecer y despedirnos, a respetar a las demás personas, en fin, todo el protocolo requerido para no hacer el oso en un palacio real. En vez de ese texto se incluyeron las “Relaciones Humanas”, una temática más práctica y más profunda.
 

Especulaciones sobre el nuevo gobierno gringo

Dicen los entendidos que los votantes casi nunca usan la razón, sólo el corazón y los sentimientos, y que el pueblo norteamericano llegó tarde a cobrar la crisis del 2008, de la cual se acusa a los políticos, por beneficiar sólo a un pequeño sector de ellos y a ciertas transnacionales, y al outsourcing, por sacar las empresas de su territorio y llevarlas a países con mano de obra barata. También votaron contra la continuación de Tratados Comerciales considerados dañinos para su economía.

Revocatoritis o perfumando bollos

Llegamos al 2017 ansiosos de revocar el mandato a varios alcaldes, entre ellos el de Peñalosa, y al gobernador del Quindío. La vieja expresión “perfumar bollos” obedece a que “la fiebre no está en las sábanas”, el Estado es el enfermo, el que está en mora de ser revocado. Un diputado antioqueño la usó para referirse a la inutilidad, inconveniencia o despilfarro de recursos que sería invertir en el Chocó, debido a la corrupción existente en ese Depto.

La eterna lucha de clases

Los responsables de la guerra y la paz son los depositarios de las riquezas del planeta, de los países y de las pequeñas divisiones territoriales. No sé por qué culpan a los pobres de la violencia cuando esta siempre ha sido generada por los acaparadores en nombre de varios derechos humanos no reglamentados, principalmente el de la propiedad privada ilimitada y el de la libertad de empresa.

Las pruebas Pisa y la calidad de la educación

Los resultados de las pruebas PISA, evaluación realizada a estudiantes de 15 años y en la cual participaron 72 países, fueron elogiadas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en estos términos: “El verdadero éxito de Colombia ha sido su capacidad para aumentar el número de alumnos matriculados y al mismo tiempo mejorar su desempeño”. De Colombia participaron 11.795 estudiantes, entre niños y niñas, de 312 colegios públicos y privados, urbanos y rurales.

Colombia sadomasoquista

En Colombia, ante cualquier hecho atroz o corrupto solemos exclamar: “Este es un país de mierda”, otro responde: “No. este país es muy bueno, lo que pasa es que hay una minoría delincuente y la justicia no opera” Y uno más añade: “En todos los países cometen los mismos delitos”. Sin el afán de comparar los horrores nuestros con los sucesos macabros en otros países, me atrevo a especular al respecto:

Fidel, un gigante amado y odiado

Para los de abajo (excluidos, pobres, humillados, explotados) nuestros líderes emblemáticos más notables en los años del 1.900 fueron: Lenin, Stalin, Mao y Fidel, por llevar a la práctica las teorías revolucionarias de Marx y Engels y por la creación y defensa de Estados socialistas; Gandhi y Mandela, por la independencia de India y Sudáfrica del colonialismo inglés y el destierro del apartheid. Brillaron también otros inolvidables luchadores por un mundo mejor, entre ellos Madero, Zapata, Martí, Sandino, Guevara, Allende, Gaitán, Lumumba, Ho Chi Minh, Nasser, Arafat, Gadafi.

Páginas

Suscribirse a Libardo García Gallego