Marco Teruggi

¿Cómo reconstruir las mayorías de la Revolución venezolana?

Ha pasado un año desde la derrota electoral del chavismo en las elecciones legislativas. Ese día, 6 de diciembre del 2015, se vio que se podía perder.

La derrota, ese elemento fundacional de generaciones de militantes del sur del continente, ocupó su lugar en la mesa de un movimiento siempre victorioso. Las elecciones, terreno en el cual la revolución encaminó la disputa por el poder político, pasaron a estar rodeadas de una pregunta principal: ¿podemos ganarlas todavía? 

La extraña crisis venezolana

En Argentina decir crisis es sinónimo de negocios quebrados, miles y miles de cartoneros, basuras como botines, ahorros perdidos, desocupación masiva, saqueos espontáneos y planificados, la pobreza -ese inmenso dolor- desparramada sobre ciudades, barriadas y montes, emigración de clases medias, el robo abierto de banqueros y políticos. También, para muchos, significa organización popular, ocupación de cada cosa posible de ser ocupada, piquetes, insurgencia de pobres, una trama colectiva extendida como urgencia y estrategia.

Las batallas de Caracas

Una vez más la capital venezolana fue el centro de la gran disputa política entre el chavismo y la derecha. La fecha, primero de septiembre -1S- había sido anunciada con bombo y platillo por la Mesa de Unidad Democrática (MUD) desde hacía semanas. Iban, según su plan, a ser un millón y presionar al Comité Nacional Electoral (CNE) para conseguir una fecha para el inicio de la recolección de las firmas necesarias para el referéndum revocatorio que quieren, aunque lo sepan imposible, tenga lugar este año.

Páginas

Suscribirse a Marco Teruggi