Falacias sangrientas del embajador marroquí ante la ONU

Una monarquía criminal como es la marroquí con miles de asesinatos saharauis a sus espaldas, todo tipo de violaciones de los derechos humanos, torturas abominables sobre quienes defienden algo tan digno como la recuperación de su país en el Sahara Occidental vendido por el fascismo español al sátrapa rey de Marruecos.
 
El embajador de la sanguinaria dictadura alauita, Omar Hilale, se atrevió a cuestionar y a criticar en una reunión en la sede de Naciones Unidas al legítimo gobierno de Venezuela, ante las palabras del embajador bolivariano, que exigió que se cumplan los Objetivos de Desarrollo Durable en “los territorios ocupados de Palestina y el Sahara Occidental”.
 
Mujer saharaui torturada por la policía marroquí
 
Un régimen que tiene las manos manchadas de sangre, que ha cometido todo tipo de brutales atrocidades contra el heroico pueblo que sufre su ilegal invasión, la violencia ilimitada de su policía política, de un ejército genocida que viola y asesina mujeres y niños, que ha obligado a que este digno pueblo tenga que subsistir en los campos de refugiados de Tinduf en Argelia entre arena y temperaturas terribles.
 
Habla Hilale de “que en el Sahara marroquí, los hombres, las mujeres y los niños están bien alimentados, no pasan hambre y no atraviesan fronteras para aprovisionarse de alimentos básicos, como sucede actualmente en Venezuela”, mentiras y más mentiras que enrojecen de vergüenza.
 
Su ponzoñoso alegato falsea una realidad que golpea el corazón de la humanidad, que justifica un genocidio y todo tipo de crímenes de lesa humanidad. Se trata de seguir arrinconando al gobierno venezolano contra las cuerdas de un sistema que no tiene escrúpulos para bombardear población civil en Siria, Libia, Afganistán, Irak, Yemen…, invadir, asesinar, financiar como hace el régimen marroquí a organizaciones terroristas internacionales para conseguir prebendas y favores de la Unión Europea o los Estados Unidos. 

La dignidad de los pueblos saharaui y venezolano está muy por encima de monarquías podridas y corruptas como la marroquí, la fraternidad de los pueblos del mundo que no se dejan pisotear como el palestino, el sirio, el cubano, supera cualquier alegato de lenguas impregnadas de odio y maldad.

 
La reina Leticia de Borbón con el criminal monarca marroquí
 
La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .