La ciencia cubana al servicio del desarrollo sostenible

14/01/2018

El enfrentamiento y adaptación al cambio climático resulta hoy la premisa fundamental de la comunidad científica de esta centro-oriental región cubana, con 19 centros de investigación que desarrollan más de 200 proyectos.

El programa de celebraciones por el Día de la Ciencia Cubana, el próximo día 15 de enero, transcurre de acuerdo con la concepción del Comandante en Jefe, Fidel Castro, quien auguró el porvenir de la nación, como un futuro de hombres de ciencia.

Precisamente los principales centros de investigación de Camagüey, la provincia más extensa del país, con más de 16 mil kilómetros cuadrados, sostienen una línea de trabajo relacionada con la cultura ambiental y el propio desarrollo sostenible.

La Universidad de Camagüey, los Centros de Investigaciones del Medio Ambiente, Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), el Instituto de Investigaciones de Ingeniería Agrícola, así como el Centro Meteorológico, se vinculan a proyectos internacionales que monitorean áreas protegidas y de interés estratégico.

El asesoramiento al proceso inversionista en la cayería norte de la provincia, uno de los principales focos económicos, también corre a cargo de los especialistas y científicos camagüeyanos, quienes hacen énfasis en las playas de acuerdo con los estudios de vulnerabilidad y riesgos.

Manejo ante situaciones de epidemias y sismos, Plan de Reducción de Desastres, con el propósito de fortalecer la cultura en la población, también se suman a las lista de prioridades de las entidades adscritas al Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente (Citma).

Andrea Armas, Directora del Citma en Camagüey, enfatizó en la necesidad de 'utilizar de forma sostenible los recursos naturales para legar un mejor futuro a las generaciones venideras'.

Variaciones y cambios observados en el clima de Cuba, antecedentes que promovieron la aprobación de la Tarea Vida, Plan del Estado cubano para el enfrentamiento del Cambio climático, también conforman la plataforma de acción de los especialistas en esta región.

La protección de los ecosistemas y los litorales, en una provincia de notables resultados tecnológicos, se incluyen en la agenda de los discípulos de Carlos J. Finlay, descubridor del agente transmisor de la fiebre amarilla, y uno de los más notables investigadores cubanos.

Fuente: http://www.prensa-latina.cu/index.php?o=rn&id=144398&SEO=la-ciencia-cuba...

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .