Opinión

Para qué los estándares

Una de las creencias más arraigadas en el ámbito del Atlántico Norte es la estar guiados o sometidos a estándares, a normalizaciones que regulan, en último término, el curso de nuestras vidas, y con ellas la mismísima idea de verdad. Visto así no cabe la posibilidad de una forma de vida cuya regulación pueda darse llegando a coincidencias establecidas dentro de una justificación, donde ya se pierde de vista la idea regulativa de verdad, como es el deseo de Habermas.

El euro y la implantación del neoliberalismo

Juan García Ballesteros

Presidente del Colectivo Prometeo

El Tratado de Maastricht (1992), concebido para fortalecer los procesos democráticos, promover la cohesión y el desarrollo social y llegar a una unión política de los países miembros de la Unión Europea (UE), acabó como fin primordial imponiendo una unión monetaria (el euro) y un mercado común para facilitar el intercambio de productos.

Páginas

Suscribirse a Opinión